Patchouli mon amour

Sticky Fingers de Francesca Bianchi Perfumes

Pogostemon cablin, ese es su nombre latino completo, se origina en Filipinas, pero hoy en día crece principalmente en las islas de Sumatra, Sulawesi y Java.

Escondidas entre los preciosos chales de cachemira fabricados en la India por sus propiedades repelentes de polillas, las hojas de pachulí llegaron a Europa a mediados del siglo XIX en barco. Inicialmente muy querido por su olor seductor, a fines del siglo XIX se consideraba demasiado sexy y solo lo usaban las cocottes, mientras que las damas de la alta sociedad preferían aromas florales y más ligeros. Durante los 70 recuperó su posición principal, por la conexión con la espiritualidad oriental.

Sin la ambición de ser exhaustivo, voy a mencionar algunas fragancias a base de pachulí: la mayoría de ellas están actualmente en mi colección, o lo estaban en el pasado.

Patchouli Réminiscence (1970) compuesto por Maurice Sozio, este es uno de mis favoritos de este tipo y refleja totalmente el espíritu de los 70. Es ambarino y amaderado con un tipo terroso de pachulí y una impresión de chocolate. Es un pachulí de referencia, ¡un clásico total!

Patchouli Réminiscence (1970) de Maurice Sozio
Patchouli Réminiscence (1970) de Maurice Sozio

Aromatics Elixir Clinique (1971) de Bernard Chant es otro fantástico imprescindible: un chipre floral, donde el pachulí y el musgo de roble son ingredientes típicos de ese tipo. Para mí es un perfume muy severo, quizás porque me relaciono más con la amargura de la estructura chipre, mientras que muchos otros amantes de los perfumes lo encuentran increíblemente sensual.

Aromatics Elixir Clinique (1971) de Bernard Chant
Aromatics Elixir Clinique (1971) de Bernard Chant

Patchouly Etro (1985) es otro tipo clásico de Pachulí que me encantó, por su carácter elegante. Ligeramente seco y verde, me recuerda tanto a Lorenzo Villoresi como al Patchoulis de Santa Maria Novella.

Patchouly Etro (1985)
Patchouly Etro (1985)

Angel Thierry Mugler (1992) de Olivier Cresp es una especie de punto de inflexión de la perfumería moderna: todavía recuerdo cuando se estrenó, tenía 17 años y estaba viajando por Francia, entré en una perfumería y el dueño me lo presentó. Inmediatamente tuve que comprarlo porque estaba hipnotizado (PD: yo era un adolescente muy ahorrativo, pero en ese momento ya era un entusiasta de los perfumes y no dudaría en un amor al primer olfateo).

Angel Thierry Mugler (1992) de Olivier Cresp
Angel Thierry Mugler (1992) de Olivier Cresp

La combinación de un pachulí oscuro con etil maltol, chocolate y vainilla crea una atmósfera única, que no se comprende de inmediato, pero se copia rápidamente y luego sin descanso.

Patchouli Blanc Réminiscence (2015) es un lanzamiento más reciente siempre centrado en la misma nota, que disfruto mucho pero es tremendamente diferente al original de los años 70: este es cremoso, empolvado, con una apertura chispeante por los aldehídos.

Coromandel Chanel de Jacques Polge (2007) es probablemente uno de los más altos ejemplos de esta categoría por su refinado carácter y elegancia. Un rico amaderado, ambarino con facetas especiadas, que encuentro muy sutil y sofisticado.

Coromandel Chanel de Jacques Polge (2007)
Coromandel Chanel de Jacques Polge (2007)

El aceite esencial de pachulí es un material que he usado en casi todos mis perfumes como faceta – muy notorio en The Dark Side (2016), pero solo con Sticky Fingers (2020) me enfoqué en él como gran protagonista.

Sticky Fingers de Francesca Bianchi Perfumes
Sticky Fingers de Francesca Bianchi Perfumes

Hay muchos tipos diferentes de transformación de hojas de pachulí y utilicé una destilación purificada. Es el llamado corazón de pachulí, obtenido a través de un segundo proceso de destilación que parte del aceite esencial ‘completo’ (brut), extrayendo primero las partículas más volátiles, luego la media volátil, dejando de lado los componentes más pesados.

Deja una respuesta